Los sellos mecánicos son utilizados para evitar las fugas de fluidos o gases en el punto en el que el eje pasa del extremo húmedo al seco o atmosférico. Se utilizan en bombas, compresores y otros tipos de equipos rotantes.

Los principales elementos que componen a los sellos mecánicos son Pistas o caras (pista rotativa y pista estacionaria), O’rings-juntas (dinámicos y estáticos) y mecanismo de compresión.

Existen diferentes tipos de sellos mecánicos, como, por ejemplo:

  • Simples
  • Dobles
  • Internos
  • Externos
  • Estacionarios
  • Rotativos
  • Balanceados
  • No Balanceados
  • Sellos componentes
  • Sellos cartuchos
  • Monoresortes
  • Multiresortes

Los sellos mecánicos se fabrican con diversos materiales, comúnmente están elaborados en acero inoxidable. En sellos de menor manufactura, podemos encontrar fundición. Por otra parte, tenemos los materiales de las pistas o caras. Éstos pueden ser de carbón, acero inoxidable, bronce, carburo de silicio, carburo de tungsteno, cerámica, etc.

¿Cómo funciona un Sello Mecánico?

Un sello mecánico está formado por una parte estática y una parte dinámica.

  • La parte dinámica es la que gira en conjunto con el eje.
  • La parte estática es la que queda sujeta a las partes fijas del equipo y en donde se aloja la pista estacionaria.
  • Las pistas trabajan entre sí: una gira sobre la otra. (Ambas deben ser planas y libres de irregularidades).

Los sellos mecánicos tienen tres puntos de sellados: el sello primario (entre las pistas), el sello secundario (los O’rings dinámicos) y por último las juntas u O’rings estáticos.